Bolsas de empleo y Empleabilidad

Bolsas de empleo regionales

 

 

Apreciado egresado, te invitamos a inscribirte y mantener actualizada tu hoja de vida en las bolsas de empleo de la región de Urabá:

 

Si deseas que te asesoremos en empleabilidad, contacta la oficina de Bienestar Institucional y Egresados, ext. 1140, correo bienestar@u.fesu.edu.co

 

Empleabilidad

 

 

 

1- Consejos para elaborar una hoja de vida

Querido egresado fesuniano, lo primordial para un adecuado diligenciamiento de su hoja de vida es llenar esta de forma consciente y sin afán, puesto que, esta es su carta de presentación ante el mundo laboral, de ella depende el éxito que espera conseguir, allí expondrá las actitudes y aptitudes que le pueden o no servir como plus para destacarse ante los demás. Haga un idóneo aprovechamiento de esta y redáctela de forma estratégica.

 

 

Aquí algunos consejos que le pueden ser útil:

 

 

Adecuado uso del lenguaje, redacción concreta y precisa: Es muy importante que el diligenciamiento de su currículo cuente con una buena redacción y ortografía, esto habla mucho de su profesionalismo, no haga uso de un lenguaje confuso o “palabras rebuscadas”. El resumen de su vida laboral y académica debe ser sencillo y claro, evite que esta sea más de dos páginas, puesto que, el empleador se toma muy poco tiempo para revisarla. Prescinda del anexo de diplomas y certificados, pues, estos le serán solicitados en su debido momento.

Perfil llamativo: Su perfil profesional es fundamental para despertar el interés del empleador, por lo tanto, redacte este con dos temas esenciales, las competencias y habilidades que considere pertinentes para la vacante a la cual se postula, así como su experiencia académica y logros profesionales, tenga en cuenta los requerimientos de la oferta, para una apropiada redacción, recuerde que este es el gancho para avivar la curiosidad de quien lee su hoja de vida. Evite que esta información sea mayor a un párrafo, sea concreto y priorice.

• Organice la información: La información que allí exponga debe ir bien esquematizada, es decir, diligenciarla por áreas y con el mismo tipo de letra, omita información innecesaria para que sea fácil de leer y revisar, esto le permite al  empleador poner su atención en lo que sea más importante. Recuerde siempre tener presente las exigencias del empleo.

 

 

Experiencia laboral: Si bien las habilidades blandas son fundamentales, enfatice en su experiencia laboral, es importante que el empleador sepa que usted sabe hacer, pues la información sobre su experiencia se lo demuestra, por lo tanto, redacte esta de forma precisa y explícita sin omitir nada, desde la más reciente hasta la más antigua. Los datos que allí refleje deben ser verdaderos y verificables.

 

Información extra de valor: El manejo de un segundo idioma, puede ser de interés para el empleador, así como los logros y responsabilidades adquiridas en empleos anteriores, sea selectivo con los cursos o diplomados que se puedan articular con el perfil requerido, como se le mencionó anteriormente, exponga esta información de forma precisa. Esto le dará un valor agregado ante los demás participantes. (C.S, Martha, 2019)

Nota: Ten presente preguntar en la empresa si manejan un formato de hoja de vida específico, de no ser así diseña tu hoja de vida a tu gusto en https://www.canva.com/

Tomado de: C.S, M. (2019). Hoja de vida. UNICISO. Obtenido de:

Inicio

2- Tips para presentar una entrevista laboral

Una entrevista laboral se puede llevar a cabo en diferentes contextos, puede contar con la presencia de uno o más entrevistadores, así como participantes, además, esta se puede tornar de forma cómoda o tensa. En esta se puede hablar casi que, de cualquier tema según la elección del entrevistador, el fin último siempre será el mismo: conocer tus actitudes y aptitudes, si eres capaz de desempeñarte en el puesto que solicitas y enfrentar los retos que allí pueden aparecer, y si puedes aportar al crecimiento de la empresa. Por otro lado, pese a las tensiones que se presentan ante la conversación con el empleador, para usted puede ser útil, puesto que, le permite medirse profesionalmente, poner a prueba sus habilidades y determinar si el trabajo se articula con lo que desea. Al postularte a un empleo, puedes tener múltiples entrevistas según los requerimientos del mismo, por ejemplo, con el gerente general, psicólogo, jefe inmediato, etc. Es importante que, al entrevistarte con cada uno de ellos, les hables de aspectos que les sean de mayor importancia, es decir, evita hablarle al psicólogo de aspectos técnicos específicos del puesto, pues, este desea conocer un poco más tu personalidad y motivaciones, del mismo modo, con quien se supone tu jefe inmediato, destaca tus conocimientos y capacidades, en caso de ser tu primer empleo, enfatiza en la habilidad que posees para llenar en el menor tiempo posible las carencias que tengas sobre el puesto.

 

Algunas recomendaciones que le pueden ser de provecho:

 

 

Realiza una breve investigación sobre la empresa: Es imprescindible obtener información sobre la empresa y la vacante que ofrecen, pues, los detalles de la oferta le pueden hablar de los intereses del empleador, además, que para este es importante que quien se postule a un empleo en su empresa, esté al tanto de los procesos de la misma, que ofrece, como lo hace, que novedades ha tenido, son temas que pueden hacer despertar el interés del empleador por usted.

Mantén un aspecto confiable: Desde el momento que sales de tu hogar comienza la entrevista, pues, en el camino al lugar citado, no sabes a quién te puedes encontrar, puede ser tu entrevistador o alguien importante de la empresa, ten en cuenta que, pese a que en la mayoría de las empresas las funciones están
determinadas jerárquicamente, cada talento humano que hace parte de ellas, es importante, por lo tanto, asegúrate de reflejar un aspecto confiable, profesional y amigable en todo momento. Siempre asiste solo a las
entrevistas.

Llega a tiempo: Es recomendable llegar incluso antes del tiempo programado, para que te puedas sentir un poco más tranquilo a la hora de la entrevista, observar la empresa y de ser posible el ritmo de trabajo que allí se maneja.

Proyecta una buena primera impresión: El dicho coloquial de que “la primera impresión es la que vale”, en efecto ante una entrevista toma un gran valor, puesto que, es fundamental vestirse de forma apropiada para la ocasión, procura vestirte formal, sin perder la comodidad. El uso del lenguaje no verbal importa, trata de mostrarte confiado, seguro de sí, no permitas que la tensión se apodere de ti, pues, podría jugar en tu contra (la tensión que sientas en el momento la puedes llevar a tus pies y allí apretarlos con fuerza). Al estrechar la mano de tu entrevistador, hazlo firmemente, no pierdas el contacto visual y mantén una actitud entusiasta.

Muéstrate como la mejor opción: Al encontrarte con el entrevistador, mantén la calma y evita hacer gestos que reflejen inseguridad (comerse las uñas, mover los pies, etc.), cuida tus expresiones verbales y no verbales, es muy importante estar atento, escuchar y pensar antes de contestar, responde siempre con la verdad, procura ser preciso y concreto con tus respuestas. Cuando te den la oportunidad de hablar de ti, ten presente tus fortalezas y debilidades, esto brinda una idea de que te conoces, manifiesta las habilidades obtenidas y
los logros alcanzados en empleos anteriores, elude comentarios negativos de los mismos.

Debes tener en cuenta, que posiblemente haya más candidatos para la oferta, por lo tanto, es necesario que muestres ese valor agregado que te hace diferente a las otras opciones y que puede ser de mayor beneficio para la empresa, evalúa los requerimientos de la vacante y articula tus habilidades a la misma. Cuando tenga la oportunidad, haga preguntas que le interesen sobre el funcionamiento de la empresa y como se le mencionó anteriormente, refleje entusiasmo por estar allí, sin ser empalagoso. Al finalizar la entrevista, despídase de forma cordial y manifieste sus agradecimientos. (Ascué Bravo, 2009)

Si la entrevista es virtual, ten en cuenta lo siguiente:

• Adicional a las recomendaciones anteriores, procura que el medio que utilizaras para la entrevista te brinde un sonido idóneo, una imagen clara y que cuente con la batería suficiente, además de una buena conexión a internet para evitar interrupciones.

• Conoce la aplicación a través de la cual se realizará la entrevista, para evitar muestras de inseguridad y poca preparación, ten en cuenta que el lenguaje corporal cumple un papel fundamental allí, pues quien te entreviste estará atento a tus expresiones en la cámara.

• Ubícate en un lugar estratégico, donde no haya ruido y te permita tener una buena iluminación, aparte de que sea un lugar poco concurrido por familiares que puedan interrumpir el encuentro.

• Optimiza el tiempo, puesto que, este tipo de entrevista suelen durar un poco menos que las presenciales, muéstrate como la mejor opción a través de un discurso corto y contundente. Conéctate antes de lo estipulado y valida que todo esté bien.

Tomado de: Ascué Bravo, L. I. (2009). Recomendaciones pra entrevistas de trabajo. Revista
Vinculando. Obtenido de https://vinculando.org/empresas/recomendaciones_para_entrevistas_de_trabajo.html

Fortalece tus habilidades blandas

Si bien para enfrentarte al mundo laboral es necesario poseer ciertos conocimientos y habilidades técnicas esenciales para cada profesión, hay habilidades personales y sociales que debes desarrollar que son de gran interés para los empleadores, las cuales tiene como base los procesos de aprendizaje que se dan a través de la experiencia y los distintos contextos donde cada sujeto se desenvuelve. Algunas de estas son:

• Comunicación eficaz y asertiva
• Resolución de problemas
• Creatividad
• Pensamiento crítico y reflexivo
• Trabajo en equipo
• Razonamiento
• Toma de decisiones
• Flexibilidad cognitiva

Pero, ¿Cómo las desarrollas y les sacas mayor provecho? A continuación, algunos ejercicios que pueden ser de ayuda:

1. Analiza en tus acciones, como te diriges a los demás, como enfrentas y solucionas una situación problemática, como afrontas situaciones emotivas
que pueden traer consigo dolor y que tan dispuesto estas para recibir los cambios, estas acciones que realizas de forma inconsciente, de una forma u otra te están orientando hacia las que habilidades son más fuertes y cuales debes reforzar.

2. Motívate por conocer y explorar espacios más allá de los que conoces, siéntete curioso, no te quedes con la primera información que recibes sobre
algo, investiga y reflexiona sobre ello, formula y realiza preguntas a alguien experto para aclarar la información, incluso te las puedes realizar en forma de autoevaluación y estudiarlas hasta hallar una respuesta la cual puede ser debatida con alguien más.

3. Asocia todo información o conocimiento que recibes con ejemplos, en la medida de lo posible, lleva siempre la teoría a la práctica, confronta lo que
estudias con situaciones de la vida cotidiana.

4. Cuando sientas dudas, realiza una lluvia de ideas sobre las posibles opciones que tienes, ten en cuenta que una idea puede ser mejor o
complementar a otra, no te quedes con una sola, evalúa cual te acerca más a tus objetivos, muéstrate dispuesto a escuchar las opiniones de los demás,
toma de allí lo que sea beneficioso para ti.

5. Reconoce cuando te equivocas y afronta las consecuencias, no evadas tus responsabilidades.

6. Reconoce y permítete experimentar tus sensaciones y emociones, no las evadas ni minimices las de los demás, sé empático, pues, es importante
comprender las realidades ajenas, para entender porque actúan y piensan de cierta forma.

7. Debate tus ideas con los demás, pero no permitas que sus opiniones suplanten las tuyas por buscar su aprobación, escucha siempre tu voz
interior y confía siempre en tus capacidades. Argumenta tus opiniones de forma contundente.

8. Asume cada responsabilidad asignada con compromiso y realízala con satisfacción en el tiempo estipulado, si tienes la posibilidad da un resultado
más alto del esperado.

9. Fíjate metas a corto, mediano y largo plazo, realiza un plan de trabajo para cada una de ellas y encuentra siempre un motivo para llevarlas a cabo.

10.El ser humano por naturaleza es sociable, pero hay algunos que se les da mejor que a otros, si tu caso es de los que son muy poco sociables, comienza por mostrar interés por los demás, así puedes llamar su atención y esto facilita el acercamiento y las distintas conexiones que puedes establecer.